El proceso de impresión en serigrafía

La serigrafía es un proceso artesanal en el que se aplica color a una superficie haciendo pasar la tinta a través de una fina malla o pantalla, con una racleta.

En diseño gráfico se recurre mucho a esta técnica de impresión por sus cualidades ya que se puede imprimir sobre madera, papel, cartulina, plástico, piel, vidrio, textil y casi se podría decir que sobre cualquier superficie.

Las pasos de proceso de serigrafía son:

Original: del diseño que queremos imprimir sacamos una película. La impresión lo podemos hacer sobre una transparencia o papel vegetal para sacar la película o fotolito. Lo mejor es hacerlo en transferencia-acetato ya que al registrar el diseño en la pantalla se va a visualizar mejor las cruces de registro que el papel vegetal.

Emulsionamos la pantalla de forma uniforme con la reguera.

Dejar secar la emulsión. En el horno unos 10 minutos aproximadamente, si lo dejamos secar al aire tardará unas horas. Estará seca cuando veamos que no esta pegajosa.

Mientras seca la emulsión registramos la prenda sobre la mesa de trabajo.

– Colocamos la prenda en la mesa o la superficie a imprimir.

– Colocamos el original sobre la camiseta.

– Ponemos registros en los bordes para posicionar la prenda. En el positivo marcamos 3 cruces de registro y ponemos un poco de cinta para que no se despegue.

Marcar con cinta la camiseta para saber posición del diseño. Hacer un marco con la cinta.

Una vez seca la emulsión colocamos el bastidor sobre la prenda, papel o la superficie a imprimir (nunca pegarlo al fondo ya que el bastidor con la humedad dilata). Bajamos pantalla y marcamos las cruces de registro.

Mesa de luz. Posicionaros el positivo sobre la malla (el positivo siempre dado la vuelta). Colocamos cruces de registro de malla y positivo. Ponemos celo al positivo para que no se mueva a darle la vuelta en el momento de insolar.

Exponemos el positivo a la luz. Los tiempos dependerán de la caja de luz. Lo norma es un minuto.

Una vez insolada limpiamos la pantalla hasta dejar limpio el motivo a serigrafíar. Fijarse bien en los detalles para que no de luego errores de impresión. Lo ideal para limpiar es utilizar una manguera a presión.

Dejamos secar el bastidor. Muy importante esto. En el caso de que no seque bien, o la rasqueta este húmeda puede hacer cosas raras en la impresión.

Hay que tener cuidado que no se haya quedado emulsión en la pantalla sin secar, puede manchar la superficie a imprimir a la hora de registrar para imprimir (en el caso que se manche la prenda con emulsión limpiar con agua).

Una vez seca la emulsión lo preparamos para la impresión. Ponemos un celo o cinta alrededor de la maya a modo de marco para que no traspase la tinta. Ponemos celo en las cruces de registro para que no de fallos de impresión y listo!!!

Lo posicionaros en el pulpo, entintamos justo antes de la zona a imprimir (la rasqueta siempre en un ángulo de 45-60º). Sin hacer contacto con la prenda imprimamos la zona a serigrafía, una vez hecho esto empezamos a imprimir.

A la hora de imprimir utilizar siempre el mismo lado de la rasqueta.

Podemos hacer primero una prueba con un papel para ver el resultado.

Cuando el resultado sea satisfactorio nos ponemos a imprimir sobre el soporte a serigrafiar.

El proceso de la serigrafía en imágenes:

fotolito sobre bolsa para registro pantalla
Diseño Freak & Fake en pantalla con emulsion
bolsa en mesa de trabajo para imprimir en serigrafía
pasada de la racleta para imprimir
bolsas de papel craft impresa en serigrafía con diseño freak & fake
bolsas de papel craft impresas en serigrafía

Cuando la impresión sea a 2 ó mas colores:

Una vez impreso el primer color secar la tinta en la prenda antes de pasar el segundo color, podemos manchar la pantalla con el color previo. Imprimir primero el color con menos masa de tinta.

En el proceso de impresión no dejar secar la tinta. Hay que tener cuidado con esto. Si la tinta se seca:

• echar más tinta, hacer pasadas de prueba y ver resultado.

• otra opción es licuarla un poco para que no seque ten rápido.

La serigrafía es un proceso artesanal en el que participan muchos elementos como los fotolitos, las pantallas, la estampación del diseño, secado, etc. Por esta razón no podemos hacer una camiseta personalizada de hoy para mañana. Este tipo de producción lo hacemos pieza por pieza pero sobre un pedido o lote establecido. Para saber costes y tiempos consúltanos.